PRESENTACIÓN

PRESENTACIÓN

Filosofía para niños responde a la pregunta que en su momento se hizo Matthew Lipman a partir de su experiencia como profesor de filosofía en la Universidad de Columbia (Nueva York): ¿cómo mejorar la capacidad de pensamiento a través de la educación? Dicho de otra manera: ¿cómo puede la filosofía ayudar a mejorar la capacidad de realizar...

Leer más

CONFERENCIA INAUGURAL: "ACOGER EL DESEO, VENCER EL MIEDO"

CONFERENCIA INAUGURAL: "ACOGER EL DESEO, VENCER EL MIEDO"

Marina Garcés (Barcelona, ​​1973) es filósofa. Sus libros más recientes son Un mundo común (2012)...

Leer más

LUGAR DE REALIZACIÓN

LUGAR DE REALIZACIÓN

Facultat de Lletres. UdG.

Leer más


XXVIII Encuentro Iberoamericano de Filosofía para Niños
XX Conferencia Filosofía 3/18
EL LUGAR DEL PENSAMIENTO EN LA EDUCACIÓN

Filosofía para niños responde a la pregunta que en su momento se hizo Matthew Lipman a partir de su experiencia como profesor de filosofía en la Universidad de Columbia (Nueva York): ¿cómo mejorar la capacidad de pensamiento a través de la educación?

Dicho de otra manera: ¿cómo puede la filosofía ayudar a mejorar la capacidad de realizar juicios razonables en lógica, ética, estética y política?

O todavía dicho de otra manera: ¿cuál es el lugar que debe tener el pensamiento filosófico en todos los ámbitos educativos, no solo en el universitario?

Y así nació, tímidamente pero con fuerza, la propuesta de Filosofía para Niños.​ ​De una carencia, de una necesidad, de una urgencia​ Era y es cada vez más imprescindible​ ​​​educar las nuevas generaciones en algunos principios básicos para asegurar la convivencia y la buena armonía entre los seres humanos. Se precisan buenas dosis de tolerancia, respeto, serenidad y buen juicio para no caer en frivolidades o extremismos, para no dejarse llevar por radicalismos y poder construir un futuro deseable para las nuevas generaciones.

La filosofía significa reflexión, ponderación y evaluación de criterios y debe tener un puesto privilegiado en la educación. Su lugar está ahí, también en las universidades y en las instituciones y publicaciones que nos aportan luz para este reto fundamental que significa convivir.

Ofrecer un espacio, un lugar a la filosofía en las escuelas puede ayudar, aunque no asegurar, unas nuevas formas de relación basadas en el diálogo, despertando en los niños y adolescentes un espíritu crítico, creativo y cuidadoso.

Filosofía, democracia y educación vienen siendo, desde su origen griego, una tríada que debe repensarse constantemente. Y este es un momento especialmente delicado para esta conjunción.

Proponemos, pues, que este Encuentro se constituya en un foro para pensar y proponer estrategias para llevar a las aulas, que enriquezca las prácticas y nos permita debatir sobre conceptos clave, con el corazón en el pasado y la mirada hacia el futuro.

Os esperamos con propuestas y con ganas de pensar y compartir en comunidades de diálogo e investigación.